16 de marzo del 2016

 

Presidente Barack Obama
The White House
1600 Pennsylvania Avenue NW
Washington, DC 20500

 

Sr. Presidente:

Millones de cubanos sentimos una inmensa preocupación por el destino de nuestra nación. Si los planes actuales del régimen de transferir el poder a sus herederos y adeptos se materializan, nosotros los cubanos nos enfrentaremos a una nueva encarnación de esta despiadada dictadura. Corrupción, nepotismo, falta de valores, violaciones de derechos humanos y una flagrante indiferencia ante el dolor del pueblo son algunas de las muchas perversiones del régimen cubano.


La nueva política hacia Cuba impulsada por su administración ha legitimado al régimen de los Castros. Más aún, los legitimaría sin recibir nada a cambio. Los gestos amistosos, reconocimientos formales y negociaciones oficiales conferidos a los Castros por parte del gobierno de Estados Unidos han traído como resultado un incremento significativo de la violencia en contra de la oposición pacífica, especialmente en contra las activistas femeninas. No es de extrañar entonces el que un número récord de cubanos esté abandonando el país.


El régimen de los Castros no generará su propio cambio. Este se ha mantenido en el poder por casi seis décadas mediante terribles violaciones de derechos humanos. En Cuba, estas violaciones son sistemáticas y constituyen una parte institucional de sistema judicial del régimen.


Nunca pudimos imaginar que el mundo democrático legitimaría a los Castros. Estos individuos han destruido nuestra nación. Entre fusilamientos, asesinatos políticos y la prisión política, miles de cubanos dentro y fuera de la isla han perdido sus vidas debido a su compromiso por una Cuba Libre.


Los asuntos más importantes que reflejan los efectos adversos de la dictadura de los Castros en el pueblo cubano no formarán parte de su agenda de visita. Su delegación presidencial está conformada por CEOs de importantes corporaciones estadounidenses, así como por miembros del Congreso quienes se muestran ansiosos por comerciar con el régimen, incluyendo al Secretario de Agricultura y Comercio y al Administrador del SBA (Administración de Pequeños Negocios). ¿Por qué no le acompañan en su delegación defensores de los derechos humanos? Tristemente, resulta más que obvio que el principal propósito de esta visita es el de solidificar futuro negocios con el régimen.


Si la búsqueda de negocios continúa estando por encima de la ayuda al movimiento cubano pro-democracia y por los derechos civiles, el legado que dejará su administración será aquel de haber prolongado el sufrimiento del pueblo cubano. Sin embargo, su mayor contribución todavía podría ser la de propiciar una verdadera transición democrática en Cuba.

Cuando miembros de la comunidad internacional dan la espalda a nuestras demandas y propuestas, lo que realmente hacen es propiciar la escalada de violencia del régimen y la fractura adicional de la sociedad cubana. A los que visitan Cuba como si nuestro país fuera un zoológico exótico sin reparar en la cruda realidad que atraviesa la sociedad cubana, les recordamos lo que Edmund Burke una vez dijo: "La única cosa necesaria para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada".


Respetuosamente le recordamos a usted, Sr, sus propias palabras de febrero 1981, cuando como líder estudiantil hablaba en contra del Apartheid y de las corporaciones que invertían en Sudáfrica, usted dijo: 


"Hay una lucha ocurriendo a un océano de distancia. Pero es una lucha que toca a cada uno de nosotros. Lo sepamos o no. Una lucha que exige que tomemos partido. No entre el blanco y el negro. No entre ricos y pobres. No, es una elección aún más difícil. Es una elección entre la dignidad y la servidumbre. Entre la equidad y la injusticia. Entre el compromiso y la indiferencia. Una elección entre el bien y el mal".


A pesar de que las probabilidades hoy parecen estar en contra de nosotros, los oprimidos, tenemos absoluta confianza en nuestro triunfo. La historia muestra las dificultades enfrentadas por aquellos que han buscado la justicia y la libertad. Confiamos en que los caminos que hoy parecen difíciles de sortear, se abrirán para nosotros en virtud de la verdadera naturaleza del bien.


AdentrodeCuba: Foro Por Los Derechos y Libertades
FueradeCuba: Asamblea De La Resistencia




.

Directorio Democrático Cubano  is a 501(c)3 non-profit organization | 730 NorthWest 107 Avenue, Suite 117 Miami, Florida 33155 | 305-220-2713 |  info@directorio.org