» Historia

- Directorio Revolucionario Democrático Cubano de 1990
- Directorio Revolucionario Estudiantil de 1960
- Directorio Revolucionario de 1955
- Directorio Estudiantil Universitario de 1930
- Directorio Estudiantil Universitario de 1927

Directorio Revolucionario de 1955

El Directorio Revolucionario de 1955 se funda como una rama de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) para dirigir actividades de lucha armada en oposición a Batista. Fue de actitud democrática y anticomunista. Entre los dirigentes estaban José Antonio Echeverria, último presidente electo de la FEU, Faure Chamón, Fructuoso Rodríguez, Joe Westbrook, Rolando Cubelas y Jorge Valls.

El 13 de marzo de 1957 miembros del Directorio Revolucionario Estudiantil creado por el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), José Antonio Echeverría y la Organización Auténtica coordinaron sus esfuerzos para lanzar un ataque comando al palacio presidencial con la intención de derrocar a Fulgencio Batista. 

El ataque fue organizado por Menelao Mora Morales y Carlos Gutiérrez Menoyo. Los responsables de los distintos acuertelamientos eran Ramón Rodríguez Milián, Calixto Sánchez White y Osvaldo Révola, Jorge Valls y Willy Morales, Carlos Gutiérrez Menoyo, José Antonio Echeverría.

La operación fracasó porque en el salón donde se encontraba Batista tenía una salida secreta por donde huyó antes que los jóvenes llegaran. Algunos de los sobrevivientes se refugiaron en el apartamento Humboldt 7, donde no lograron escapar de la policía batistiana.

Posteriormente al fallido Ataque al Palacio Presidencial y la masacre de los dirigentes estudiantiles escondidos en Humboldt 7, los restantes miembros del Directorio Revolucionario organizaron un frente guerrillero en las montañas centrales del Escambray desde donde combatieron hasta 1959.

La muerte de José Antonio Echeverría eliminó uno de los posibles rivales al poder después de la caída de Batista, hecho que facilitaba el auge de prominencia del Movimiento 26 de Julio en las últimas fases de la Guerra Civil y priva a Cuba de una voz acertadamente anticomunista y antidictatorial.

Representado por Faure Chamón en la Junta de Liberación Nacional que reunió diversos grupos de oposición en 1957, el Directorio Revolucionario se comprometió en el Pacto de Miami a seguir la lucha hasta la restauración de la democracia bajo la Constitución de 1940 y elecciones generales en menos de 18 meses. El gobierno provisional formado nominalmente bajo Urrutia excluyó en gran medida al Directorio agravando la quiebra entre esta organización y el movimiento 26 de julio bajo Fidel Castro.

Testamento político de José Antonio Echeverría:
Hoy, 13 de Marzo de 1957, día en que se honra a los que han consagrado sus vidas a la digna profesión de arquitecto, para la que me preparo, a las tres y veinte minutos de la tarde, participaré en una acción en la que el Directorio Revolucionario ha empeñado todo su esfuerzo junto con otros grupos que también luchan por la libertad.

Esta acción envuelve grandes riesgos para todos nosotros y lo sabemos. No desconozco el peligro. No lo busco. Pero tampoco lo rehuyo. Trato sencillamente de cumplir con mi deber.

Nuestro compromiso con el pueblo de Cuba quedó fijado en la Carta de México, que unió a la juventud en una conducta y a una actuación. Pero las circunstancia necesarias para que la parte estudiantil realizara el papel a ella asignado no se dieron oportunamente, obligándonos a aplazar el cumplimiento de nuestro compromiso.

Creemos que ha llegado el momento de cumplirlo. Confiamos en que la pureza de nuestra intención nos atraiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra patria.

Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque, tenga o no nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originará nos hará adelantar en la senda del triunfo.

Pero es la acción del pueblo la que será decisiva para alcanzarlo. Por eso este manifiesto que pudiera llegar a ser un testamento, exhorta al pueblo de Cuba a la resistencia cívica, al retraimiento de cuanto pudiera significar un apoyo a la dictadura que nos oprime y a la ayuda eficaz de los que están sobre las armas para liberarlo. Para ello es preciso mantener viva la fe en la lucha revolucionaria, aunque perezcamos todos sus líderes, ya que nunca faltarán hombres decididos y capaces que ocupen nuestros puestos, pues, como dijera el Apóstol, «cuando no hubiera hombres se levantarían las piedras para luchar por la libertad de nuestra patria.»

A nuestros compañeros, los estudiantes de toda Cuba, les pedimos que se organicen, ya que ellos constituyen la vanguardia de nuestra lucha, y a las Fuerzas Armadas, que recuerden que su misión es defender a la Patria, no someter a sus hermanos, y que su puesto es en el Ejército Mambí que peleaba por la libertad de Cuba como terminan todos sus escritos.

¡Viva Cuba Libre!
José Antonio Echeverría

Directorio Democrático Cubano
P.O. Box 110235
Hialeah, Florida 33011
Tel. 305-220-2713
info@directorio.org

© Copyright 2008 Directorio Democrático Cubano. Todos los Derechos reservados.