LISTA DE ARESTADOS EN CUBA DURANTE OLEADA REPRESIVA

Los presos políticos en Cuba

La ley del régimen Castrista en Cuba prohíbe la libre expresión, asociación y reunión de sus ciudadanos. Cualquier persona que intenta expresar puntos de vista distintos a la ideología oficial, asistir a reuniones no auspiciadas por el gobierno, o crear organizaciones independientes corre el riesgo de ser perseguida y reprimida, con castigos que oscilan de hostigamiento y amenazas a pérdida de empleo o golpizas y encarcelamiento.

Por esta razón, en Cuba hay cientos de presos políticos, probablemente muchos más de los cientos de casos que se conocen. Presos políticos son personas que han sido encarceladas por motivos políticos. Amnistía Internacional, organización que se dedica a la defensa de los derechos humanos y los prisioneros de conciencia, considera que éstas son “personas que han sido encarceladas por sus creencias políticas o religiosas u otro tipo de creencias adoptadas concientemente, o por motivo de su origen étnico, sexo, color de piel, o idioma, siempre y cuando no hayan usado la violencia”. (“Cuba: Prisioneros de conciencia actuales deben ser liberados”, AMR 25/36/99.)

Los presos de conciencia cubanos son hombres y mujeres de todo las razas y edades. Algunos han sido sentenciados explícitamente por razones políticas, como “propaganda enemiga” o “desacato a la figura del Comandante en Jefe”, mientras que otros han sido acusados de delitos comunes ficticios de manera que ocultan las verdaderas razones por su cautiverio.

El sistema judicial en Cuba tiene pocas provisiones para proteger a estos individuos, dado que los abogados en Cuba son todos empleados por el Estado y muchas veces temen cuestionar seriamente los argumentos hechos por la fiscalía o el Departamento de la Seguridad del Estado por miedo a sufrir también represalias. Además, a los abogados de los prisioneros no siempre se les da el tiempo adecuado para preparar una defensa o, a veces, los detenidos no se les permite entrevistarse con sus abogados o son hasta presionados a firmar documentos incriminatorios. (“Cuba: Prisioneros de Conciencia actuales deben ser liberados”, AMR 25/36/99.)

CINCO PRESOS POLITICOS
Juan Carlos González Leiva

Jorge Luis García Pérez (Antúnez)

Nestor Rodriguez Lobaina
Leonardo Bruzon Avila
Francisco Pastor Chaviano Gonzalez

 


ACTIVISTA POR LOS DERECHOS HUMANOS CIEGO PERMANECE ENCARCELADO Y TORTURADO POR LA SEGURIDAD DEL ESTADO SIN JUICIO DESDE EL 4 DE MARZO DEL 2002
“Le pido a la comunidad internacional que tome nota de los tratos crueles e inhumanos de represión que practica un gobierno totalitario en contra de hombres y mujeres que defienden la Declaración Universal de Los Derechos Humanos.”
Juan Carlos González Leiva

JUAN CARLOS GONZALEZ LEIVA
Violentamente arrestado, herido y encarcelado el 4 de marzo del 2002 por llevar a cabo una protesta pacífica junto a 9 activistas por los derechos humanos en el hospital Antonio Luaces Iraola en Ciego de Avila, Cuba, en defensa de una golpiza propinada por las autoridades cubanas contra el periodista independiente Jesús Alvarez Castillo. Los diez activistas permanecen confinados en diferentes prisiones sin derecho a juicio ni fianza, acusados de desorden público y desacato, crímenes que significan hasta 8 años en prisión.

  • Abogado ciego, cristiano devoto, líder en el movimiento de lucha pacífica por los derechos humanos en Cuba. Nació en la ciudad de Ciego de Avila, el 5 de marzo de 1965 en el seno de una familia campesina. Casado con Maritza Calderín Columbié.
  • Preside dos organizaciones no gubernamentales consideradas ilegales ante las autoridades cubanas: la Fraternidad de Ciegos Independientes Cubanos, la cual promueve el mejoramiento de la crítica situación que enfrentan los discapacitados en la isla y denuncia las violaciones que sufren ante el gobierno cubano y el mundo. La Fundación Cubana de Derechos Humanos defiende los derechos humanos en Cuba, documentando y denunciando las violaciones que sufre el pueblo. Esta fundación tomó importantes resoluciones cívicas y políticas en un congreso que se llevó a cabo en Febrero del 2002 donde participaron 125 activistas pro democracia. El Dr. González Leiva dió inicio a varias agencias de prensa como la Cooperativa Avileña de Periodistas Independientes(CAPI), Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA) y el Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey (CPIC). También fundó bibliotecas independientes en varias ciudades, dos de éstas con libros en Braille. Su propia casa era sede de la biblioteca independiente Ignacio Agramonte.
  • Ha sufrido desde 1998 arrestos arbitrarios, tortura psicológica, intimidación, abuso verbal, numerosas golpizas que han requerido atención médica. Le han arrancado la ropa del cuerpo y despedazado sus gafas y bastón. Lo han secuestrado y abandonado en áreas remotas, en una ocasión, en un campo de marabú lleno de espinas.
  • Vigilado y seguido constantemente por La Seguridad del Estado.
  • Acusado sistemáticamente por las autoridades cubanas de cometer crímenes comunes que nunca ha cometido.
  • Le han impuesto multas por delitos que nunca ha cometido.
  • Grupos paramilitares han rodeado su casa y le han impuesto prisión domiciliaria. Le han prohibido viajar a otras provincias y lo han expulsado violentamente a la fuerza de provincias donde se encontraba de visita.
  • En un registro a su casa en marzo del 2002, le incautaron propiedad privada, todos sus documentos en Braille de derechos humanos y los libros de la biblioteca independiente Ignacio Agramonte establecida en su hogar.
  • La Seguridad del Estado interrumpe y corta al azar por tiempo indefinido su línea telefónica.
  • Su familia es víctima de maltratos físicos y psicológicos y están señalados por estar relacionado a un activista de derechos humanos. A su esposa, Maritza Calderín Columbié le han advertido que no divulgue mundialmente el caso de su esposo, ha recibido amenazas de arresto, de muerte y con ser desalojada de su casa.
  • En mayo del 2002 el ex-disidente rumano Gabriel Andreescu le otorgó el premio de la Libertad “Pedro Luis Boitel”, por su lucha heroica en favor de los derechos humanos en Cuba y también, en el 2003, La Fundación Hispano Cubano lo premió en Madrid con el Premio Internacional de Derechos Humanos junto a otros dos presos políticos cubanos: Jorge Luis García Pérez (Antúnez) y al Dr. Oscar E. Biscet.
  • Actualmente encarcelado en condiciones infrahumanas en la Prisión de La Seguridad del Estado en Holguín, a 5 horas de su hogar, desde donde ha denunciado que es torturado física y psicológicamente.
  • Dirección: MARITZA CALDERIN - Honorato del Castillo #154, entre República y Cuba, Ciudad de Ciego de Avila, Cuba. Tel: + 53 33 22235

INFORMACIÓN: Testimonios obtenidos vía teléfonica desde Cuba. Coalición de Mujeres Cubano-Americanas/ LAIDA CARRO
Dirección Electrónica: Joseito76@aol.com Tel: 305-662-5947 Fax: 305-740-7323


arriba

Jorge Luis García Pérez nació en una fecha histórica, el 10 de Octubre de 1964, noventa y seis años después que Carlos Manuel de Céspedes diera su famoso Grito de Yara proclamando la independencia de España. La situación económica de su hogar y el precario estado de salud de su madre lo obligaron a realizar sus estudios en las ESBEC (Escuelas Secundarias Básicas en el Campo) e IPUEC (Instituto Preuniversitario en el Campo), donde afloraron sus primeras inquietudes políticas cuando pudo leer algunos artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos. A partir de ese momento comenzó a rechazar el adoctrinamiento que se impartía en las clases, lo que le valió ser amonestado en presencia del claustro de profesores y la dirección de la escuela. Producto de esa sanción, y la imperiosa necesidad de ganar dinero para paliar la terrible situación económica de su familia, Jorge Luis comprendió que su anhelo de cursar la carrera universitaria de Derecho estaba tronchado, por lo que comenzó a laborar en los trabajos más disímiles y fatigosos como machetero, obrero de la construcción y agricultor. En más de uno de esos empleos fue expulsado por expresar sus puntos de vista, siempre en contra de la dictadura imperante.

Por esa época Jorge Luis comenzó a ser vigilado, y después de llevar seis meses laborando en la Central Electronuclear de Juraguá fue despedido a causa de una investigación de sus antecedentes que dio como resultado la clasificación de “desafecto al proceso”. A finales de 1983, mientras se encontraba en la Plaza XX Aniversario de Placetas con unos amigos, opinó en voz alta que el responsable de los 23 cubanos muertos en combate con el ejército norteamericano en Granada era Fidel Castro, por lo que fue inmediatamente golpeado por agentes de la PNR y conducido a la sede de la Seguridad del Estado en Santa Clara, donde fue liberado después de recibir un “acta de advertencia”. Pero ninguno de estos actos represivos e intimidatorios lograron frenar la voluntad de Antúnez de expresarse de acuerdo a sus creencias. El 15 de marzo de 1990, mientras escuchaba en la misma Plaza XX Aniversario la alocución radial al IV Congreso del Partido Comunista, comenzó a gritar que “el comunismo es un error y una utopía” y “queremos y necesitamos reformas como las que se efectúan en Europa Oriental”. Fue golpeado por agentes de la policía y nuevamente conducido a la sede de la policía política en Santa Clara, donde esta vez es acusado de “propaganda enemiga oral”.

Así comenzó su larga historia como preso político. En junio del mismo año, encontrándose ya en la Prisión Provincial de Villa Clara, recibe una petición fiscal de 6 años de prisión, por lo que se declaró en una huelga de hambre que duró 21 días. Esta es la primera ocasión en que Jorge Luis utiliza este recurso como protesta contra los innumerables abusos y maltratos que ha sufrido en las cárceles castristas, entre las que se incluyen brutales golpizas, encierro en celdas de castigo sin luz ni agua, y múltiples ofensas proferidas en su contra por el color de su piel. Pero ninguno de estos actos ha logrado quebrantar su espíritu indomable. El 19 de febrero de 1991 se declara en rebeldía como Preso Plantado, negándose a vestir el uniforme carcelario y rechazando la llamada “reeducación” comunista. (Entre las múltiples acciones de protesta y rebeldía que protagoniza se encuentra su espectacular fuga de la cárcel de Las Grimas, en el municipio de Placetas, el 17 de Octubre de 1992.) En 1995, mientras se encuentra recluido en la cárcel de mayor severidad de Kilo 8, funda junto a otros prisioneros de conciencia el Presidio Político Pedro Luis Boitel, un movimiento dedicado a promover el uso de la resistencia cívica contra los desmanes de los carceleros del régimen. En 1997 es trasladado a la Prisión Provincial de Guantánamo. El 20 de julio de 1998, Antúnez reinicia la huelga de hambre que sostuvo por espacio de 16 días a partir del 25 de mayo en reclamo de asistencia médica, asistencia religiosa y traslado a una prisión más cercana a su lugar de residencia. Toma esta decisión a causa de la inmoral actitud de las autoridades del penal, quienes incumplieron el compromiso de satisfacer sus demandas.

Actualmente, Antúnez se encuentra confinado en la Prisión Combinado del Este en La Habana, a la cual fue trasladado en octubre del 2001. Cumple una condena de 18 años de prisión por los supuestos delitos de Propaganda Enemiga Oral y Escrita, Causa #4 de 1990; y Sabotaje en Grado de Tentativa, Causa #5 de 1993. Padece de una enfermedad respiratoria, por la cual ha realizado numerosas huelgas de hambre tras la negativa de las autoridades de brindarle atención médica adecuada.

 

arriba

Nestor Rodriguez Lobaina, prisionero de conciencia, es presidente del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia (MCJD). Nació el 27 de abril de 1965 en la ciudad primada de Cuba, Baracoa, ubicada en el extremo noreste de la Isla de Cuba. A principios de la década de los ochenta (1981-1984) cursando sus estudios preuniversitarios, comienza sus primeras proyecciones en divergencia con la línea política del régimen impuesto en la Isla, por lo que fue víctima de varios análisis por la directiva del centro estudiantil quienes lo catalogaron de presentar diversionismo ideológico. Posteriormente pasa a estudiar estudios técnicos en la rama energética donde, a pesar de sus brillantes calificaciones, le suprimen el derecho de continuar posteriormente estudios superiores por seguir presentando los llamados problemas ideológicos.

En 1988, se traslada hacia la capital de la Isla donde comienza de manera oficialista a cultivar arte en el género de poesía, y se vincula a los círculos literarios donde comienza a relacionarse con reconocidas figuras del mundo de la intelectualidad moderna en el género antes mencionado. Continúa a partir de ese entonces, aunque autodidactamente, sus estudios en el campo de la literatura y la política.

En 1990, las profundas transformaciones ocurridas en Europa del Este marcan un importante avance en la toma de conciencia que desde años anteriores se venían gestando en el pensamiento político del joven dirigente opositor. En julio de 1991, junto a otros jóvenes de su lugar de origen funda la organización disidente de oposición pacífica Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia, y meses más tarde es bautizada con la histórica fecha “6 de septiembre” en honor a la manifestación pacífica de protesta ocurrida en La Habana frente a la sede de la Seguridad del Estado conocida como Villa Marista, en reclamo por la puesta en libertad de todos los presos políticos que cumplen condenas en las cárceles del régimen cubano.

Breve síntesis de algunos de los más sobresalientes actos de represión a que he sido objeto por los órganos de la Seguridad del Estado (Policía Política, DSE) cubana.

Julio de 1991, Baracoa. Efectivos de Seguridad del Estado asedian el domicilio de Néstor, ocupando literaturas y documentos calificados de subversivos. Es detenido en el departamento de operaciones de Seguridad del Estado, acusado de propaganda enemiga en el expediente No. 73/1991, permaneciendo unos 2 meses en el referido centro.

Diciembre 1993. Baracoa. Es detenido de nuevo por efectivos de la policía política bajo cargo de peligrosidad social y condenado a 2 años de cárcel con el expediente 41/1993, por manifestarse abiertamente contra el llamado proceso revolucionario cubano, y por no pertenecer a ninguna organización política y de masas del Estado como textualmente lo plasma la copia de la sentencia.

Junio/1996. Ciudad Habana. Es detenido por miembros del O.S.E. bajo cargo de resistencia y desobediencia en el expediente 228/1996 y condenado a 6 meses de prisión domiciliaria y a 5 años de destierro interno en su ciudad de origen en la zona más oriental de la Isla.

Abril/1997. Baracoa. Es detenido por oficiales del O.S.E. que asedian su domicilio en busca de presunta propaganda enemiga. Es acusado bajo cargos de desacato y resistencia en el expediente 22/1997 y condenados a 18 meses de cárcel en la prisión provincial de Guantánamo. Durante el tiempo que permanece en prisión es víctima de brutales golpizas poniendo en peligro su integridad física así como otros tratos crueles, inhumanos y degradantes al grado de llegar a la tortura.

Noviembre 1999. Guantánamo. Es detenido por directivas del DSE, para impedir que viaje a la capital en la víspera de la celebración de la IX Cumbre Iberoaméricana. Durante el arbitrario arresto es objeto de maltratos físicos que le causan fractura del metacarpo del pulgar derecho, permaneciendo en tales condiciones sin recibir asistencia médica durante los 5 días que permanece confinado en celdas tapiadas en el centro de operaciones antes mencionado ubicado en el Km 2 ½ Carretera del Salvador próxima a Guantánamo.

Diciembre 1999. Santiago de Cuba. Es detenido en plena vía pública por oficiales del DSE, conducido al cuartel general de la policía política ubicado en la zona Micro-9 Distrito José Martí de la oriental ciudad. Después de permanecer más de 10 horas detenido sin información alguna, es introducido en un auto para montaña (NIVA), llevado a las espesas zonas montañosas en horas de la madrugada (1:00am) donde es víctima de un simulacro de ejecución, ilegal práctica de represión sicológica condenada en convenciones internacionales donde Cuba ha ratificado su postura adversa a semejantes actos. Posteriormente, queda abandonado al total desamparo en medio de las esposas y oscura selva montañosa a unos 39 Kms de la ciudad Santiaguera. Estas prácticas han sido aplicadas a varios miembros de la oposición interna.

Marzo 2000. Santiago de Cuba. Es detenido por oficiales del DSE y acusado bajo presuntos cargos de desacato a la figura del comandante en jefe Fidel Castro y desorden público en el expediente 688/2000. Néstor es condenado a 6 años de cárcel en la prisión de Aguadores de la referida ciudad. El 20 de Octubre es trasladado a prisión de máxima seguridad en el Combinado de Guantánamo, prisión provincial donde actualmente se encuentra confinado. El tribunal Supremo Popular ratificó la sentencia como respuesta a un recurso de apelación interpuesto.

Agosto 2001. Entre las 9 y las 10 de la mañana del 20 de agosto del 2001, Néstor es golpeado brutalmente por un preso común llamado Esmeregildo Duvergel Limonta, quien cumplía órdenes de las autoridades de la Prisión Combinado de Guantánamo, especialmente del Capitán Silvestre. Los golpes le produjeron una fractura bilateral en la mandíbula. De acuerdo a la esposa de Rodríguez Lobaina, Yunaibis Castillo, existen dudas si Duvergel es realmente un preso común o un guardia disfrazado de preso, pues evidentemente actuaba con la anuencia de los oficiales de la prisión, y no lo ha hecho solamente en este caso.

21 de agosto, 2001. En horas de la mañana y estando en la Sala de Penados del Hospital Agostino Neto en Guantánamo, Néstor recibe otra golpiza a manos del oficial Manuel y es encerrado en una celda que hay dentro de esta sala hasta las 4 de la tarde, hora en que es regresado al penal sin autorización médica. Cuando llega al penal, los médicos de la enfermería del mismo, bajo la dirección de la Primer Teniente Aracelys, no le brindan atención médica.

22 de agosto, 2001. Néstor es retornado al Hospital Agostino Neto a las 4 de la tarde después que su esposa y miembros de organizaciones de derechos humanos se trasladan al penal para protestar por tal injusticia.

24 de agosto, 2001. Néstor escribe un llamado a organizaciones internacionales de derechos humanos pidiendo auxilio por temor a su integridad física. La solicitud de amparo es apoyada por 10 organizaciones de derechos humanos en Guantánamo. Después de varios días en el Hospital es trasladado al penal.

Diciembre 2001. Néstor Rodríguez Lobaina se declara en huelga de hambre desde la Prisión Combinado de Guantánamo, pidiendo el cese a la agresión y hostigamiento contra él a través de presos comunes de alta peligrosidad utilizados por agentes de la Seguridad del Estado de dicha prisión. Además pide “el cese de la imposición para que vista el uniforme de prisionero común y que se alínie al adoctrinamiento político comunista del llamado plan de reeducación”.

La recuperación de Néstor Rodríguez Lobaina ha sido bastante lenta, debido a que al no intervenirlo quirúrgicamente después de la lesión y al no poder estar en reposo con dieta líquida como se lo indicaron los médicos del Hospital Agostino Neto, ya que contínuamente era molestado por los propios guardias del penal, la fractura bilateral ha tardado mucho más en sanar.

arriba

 

 

 

LEONARDO BRUZON AVILA


Leonardo Bruzón Avila es un luchador cívico cubano de 47años que reside en La Habana, en la calle Campanario #564 entre Dragones y Salud.

Desde finales del año 1999 es el presidente de la organización civilista Movimiento 24 de Febrero. Esta organización realiza una labor de promoción del respeto a los derechos humanos, denuncia de las violaciones de los mismos, para lo que realizan seminarios sobre este tema además de demostraciones públicas y pacíficas para promover esta conciencia en la población cubana.

El 22 de febrero del 2002 Leonardo Bruzón Avila fue detenido en La Habana junto a un grupo de opositores que planeaban realizar actividades en conmemoración del 24 de febrero, fecha patriótica cubana y aniversario del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate.

El 27 de agosto, confinado en la prisión de Quivicán en la provincia Habana, Bruzón junto a otros prisioneros políticos en su misma situación se declararon huelga de hambre hasta tanto no fueran instruidos de cargos o puestos en libertad. El único que ha permanecido en la huelga ha sido Bruzón.

El 20 de octubre después de una protesta frente a la prisión, su madre, Alcira Avila Segret y su esposa Mercedes Lam Lee lograron verlo y pudieron apreciar que se encontraba pesando menos de 70 libras, su cuerpo cubierto de hematomas y casi no podía hablar.

El 25 de octubre, después de que las autoridades cubanas habían prometido en repetidas ocasiones llevarlo al hospital y en su lugar lo habían confinado en una celda de castigo, fue trasladado finalmente al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana donde se encuentra en estos momentos en la sala de penados.

Tanto su familia como los activistas de derechos humanos en Cuba han pedido en reiteradas ocasiones que se le instruya de cargos o se le libere una vez que Bruzón restablezca su salud.


arriba

 

 

Francisco Pastor Chaviano Gonzalez

Presidente del Consejo Nacional por los Derechos Civiles. Dirección: Calle 236 #129, e/ 1ra y 3ra. Jaimanitas, Municipio Playa, Ciudad Habana, Cuba.

Francisco Chaviano González nació el 7 de marzo de 1953 en Sagüa La Grande, Villa Clara.

Cuando tenía 7 años de edad, su familia se trasladó a Ciudad Habana, donde se crió. En 1975, con 22 años, comenzó a trabajar como Técnico en Organización del Trabajo y Jefe del Dpto. de O.T.S. de la Fabrica de Ómnibus – Girón, donde, según él, pudo “constatar lo irracional, absurdo e infuncional de la economía nacional y la responsabilidad que en ella tenían los principales líderes del sistema imperante en nuestro país”. Luego se hizo profesor de matemáticas de enseñanza media superior, puesto que dejó en 1984 por discrepancias con el sistema educacional y su postura política.

Más tarde, comenzó a trabajar como jefe de una Brigada Especial de Obras de Construcción del Ministerio del Interior, y según él, este cargo lo desempeñaba con mayor satisfacción porque se encontraba fuera del engranaje político gubernamental. Sin embargo, su postura de crítica abierta a Fidel Castro le acarreó algunos incidentes que unido a la deserción de su cuñado en octubre de 1988, hicieron que perdiera su empleo y comenzara a ser controlado y observado por la Seguridad del Estado.

Esta nueva situación, unida a la falta de experiencias y relaciones con disidentes, lo empujaron a intentar abandonar el país de forma clandestina en marzo de 1989. Fracasado el intento, fue detenido y conducido a Villa Marista, cuartel general de la Seguridad del Estado, donde se le consideró desde el primer día, y así se consignó en su expediente, como “enemigo ideológico de la Revolución”. Ya en la Prisión de Quivicán fundó la organización Consejo de Lancheros de Cuba, que aglutinaba a la mayoría de los presentes por hacer uso del derecho de salir del país por propia cuenta. La actividad desplegada entonces contribuyó a que el Estado cubano comenzara a cambiar su postura para con esta causa.

Al salir de la prisión en 1990, solicitó la legalización de la asociación y comenzó a preocuparse por los problemas migratorios, fundamentalmente por los desaparecidos en el Estrecho de la Florida, las pérdidas de vidas humanas en este lugar y el sufrimiento de las madres cubanas por tal razón. Este tipo de trabajo llevo a que se cambiara el nombre de la organización, como explica Chaviano en sus propias palabras:

“Por ser este campo prolífero en violaciones de la legalidad, nos extendimos a otros similares violatorios de la misma, como la discriminación social, el apartheid turístico, la legislación laboral, y en sentido general los derechos inalienables de la persona humana; motivo por el cual cambiamos la denominación del grupo por la de Consejo por los Derechos Civiles en Cuba, que se ajusta más a nuestra labor; aunque esto no quiere decir que nos apartemos en lo más mínimo de nuestros objetivos iniciales, sino que los hemos ampliados”.

El grupo comenzó a documentar los casos de personas que habían desaparecido en el intento de huir del país.

El 7 de marzo de 1994, cuatro hombres armados entraron a la casa de Chaviano y lo golpearon salvajemente. Esta acción fue denunciada fuertemente por Amnistía Internacional, que emitió un Llamado a la Acción Urgente para expresar su preocupación por el peligro que corría la vida de Chaviano. No obstante, a pesar de esta iniciativa, la represión continuó. El 7 de mayo de 1994, la Seguridad del Estado lo arrestó y lo confinó nuevamente en Villa Marista, acusándolo falsamente de “revelar secretos del Estado”.

Después de estar 11 meses confinado en una celda de aislamiento, Chaviano fue sentenciado en un juicio amañado a 15 años de privación de libertad. Actualmente cumple esta sentencia en el Combinado del Este de La Habana. El 11 de mayo de 1994, Amnistía Internacional lo declaró “prisionero de conciencia” y el 19 de mayo, el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió un comunicado de prensa que respaldaba su labor como activista opositor y pedía su inmediata liberación.

arriba